martes, 21 de octubre de 2014

Sé libre


No sé si cobarde no sé si valiente, 
pero renuncio. 
Renuncio a ti y a todo lo que conlleva, 
renuncio a nosotros y a ti, 
pero jamás a mí. 
La toalla ha caído, 
pero esta vez he ganado la batalla. 
El sol ha salido, y tus nubes llenas de tormenta por fin se han ido. 
Renuncio a esa parte de mí que se ha ido contigo,
 pero jamás al bienestar que me provoca estar conmigo. 
Renuncio, y ya sé que más valiente que cobarde.
Y por supuesto, 
más cobarde que gilipollas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario